No hay mejor sitio para disfrutar del cielo y las estrellas que uno de los lugares más oscuros de la tierra: el desierto de NamibRand en Namibia, una experiencia única que hace sentir al viajero como si estuviera en el espacio y pudiera tocar las estrellas con sus manos y susurrarles una lista de deseos.

Fotografía por Martijn Munneke.

Estrellas al alcance de tu mano

La oscuridad del NamibRand permite ver las constelaciones y la Vía Láctea a simple vista y el mejor lugar para hospedarse es el Sossusvlei Desert Lodge, un verdadero oasis en el desierto y un lugar privilegiado para observar la bóveda celeste. Aquí, además de acogedoras habitaciones, se encuentra un observatorio muy especial alejado de toda contaminación lumínica y equipado con un telescopio que prácticamente hace sentir que se tocan las estrellas. Para que esta experiencia sea aún más enriquecedora un astrónomo residente acompaña a los huéspedes y los guía para conocer las constelaciones más brillantes que solo pueden verse de ese lado del planeta.

Un oasis en el desierto

Hospedarse en una de las diez lujosas suites del Sossusvlei Desert Lodge es la mejor opción para disfrutar al máximo esta experiencia celeste. Ideal para quienes desean relajarse en un ambiente donde reina el confort y la privacidad.

Sus modernas habitaciones hechas de roca y vidrio se mezclan perfectamente con los árboles petrificados que abundan en la región y aunque el clima desértico suele ser extremo, los cuartos cuentan con aire acondicionado y para las noches realmente frías, las chimeneas prodigan un calor delicioso. Además, sus decoraciones con motivos naturales, así como el telescopio personal que hay frente a un vidrio de piso a techo, crean la ilusión de estar cobijado por el manto estelar.

Más allá de las estrellas

Para esas tardes calurosas hay que sumergirse en la piscina del hotel que se alimenta de un manantial subterráneo. Después de este refrescante momento es imprescindible degustar alguno de los deliciosos platillos elaborados con ingredientes de la región por los chefs del lodge.

Además de admirar las estrellas, en el Sossusvlei Desert Lodge también es posible tocar el cielo o al menos acercarse mucho a él en uno de sus viajes en globo aerostático, una experiencia que ofrece un escenario maravilloso de las dunas y el hermoso paisaje desértico.

Fotografía por Jeremy Hetzel.

Para tomar en cuenta:

  • Al estar situado en el desierto, cualquier época del año es buena para visitar este lodge en Namibia, aunque en noviembre puede que existan lluvias esporádicas que dan vida al desierto.
  • Si se planea visitar África se debe tener un pasaporte con al menos seis meses de vigencia previo al viaje.
  • El idioma oficial es el inglés.
  • Los mexicanos necesitan visa para ingresar a Namibia, esta debe tramitarse antes del viaje.

Deja que nuestros expertos se encarguen de los detalles.  Amparo Servicios Turísticos te acercará a la aventura de vivir esta increíble experiencia celeste. ¡No dudes en consultarnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Amparo Servicios Turísticos