Conquista las tierras vikingas a través de sus magníficos barcos, glaciares, fiordos, montañas y auroras boreales: la combinación perfecta para un viaje de aventura.

Comienza tu viaje por Estocolmo, Suecia, donde podrás descubrir la ciudad antigua mejor conocida como Gamla Stan, la cual te remontará a la época medieval.

Recorre el Ayuntamiento de Estocolmo, donde cada año se lleva a cabo la cena de gala de la entrega de los premios Nobel y explora el Museo Vasa, un lugar extraordinario con tesoros vikingos.

¡Próxima parada! Copenhague, Dinamarca. Los Jardines Tívoli son una visita obligada. Se trata del segundo parque de atracciones más antiguo del país y los cuales cuentan con montañas rusas, diferentes trenes y un sinfín de conciertos, la combinación perfecta para pasar un tiempo inolvidable. Asimismo, te recomendamos conocer el Castillo de Kronborg, en Elsinor, uno de los cuatro monumentos daneses declarado Patrimonio de la Humanidad.

De Copenhague puedes trasladarte en crucero a Oslo, Noruega. El fiordo de Oslo es una maravilla de la naturaleza.  Ahí puedes practicar kayak, submarinismo, pesca y vela, pero cuidado, los fiordos son recomendables en verano. Si tu estación favorita es el invierno, no te preocupes, pues este país te ofrece las auroras boreales. Puedes cruzar el Círculo Polar Ártico para admirar este espectáculo de la naturaleza. Consulta con tu agencia de viaje porque seguro tiene un abanico de opciones para trasladarte a este lugar.

Cierra con broche de oro. Para que no olvides las tierras vikingas, visita el Museo de los Barcos Vikingos, que expone las naves rescatadas de las aguas puras del fiordo de Oslo.


No olvides ropa abrigadora, una buena cámara fotográfica y una bolsa grande porque seguro querrás comprar todos los recuerdos y artesanías a tu paso. Nota: en Noruega está prohibido fumar en casi todos los lugares públicos.

¡Buen viaje!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Amparo Servicios Turísticos